Cómo limpiar nuestra piscina después de la calima

Durante esta primavera hemos padecido en varias ocasiones el fenómeno de la calima. Un acontecimiento que según los expertos será cada vez más habitual en España, azotando en especial la zona este (Comunidad Valenciana y Murcia) y sur (Andalucía) de la Península Ibérica.

En este post te daremos las claves para limpiar el agua de nuestra piscina después del paso de la calima.

¿En qué consiste la calima?

La calima es un fenómeno meteorológico que se produce cuando hay polvo y arena en suspensión en la atmósfera procedente del desierto del Sáhara, provocando que el aire tenga un aspecto turbio de color anaranjado.

Cuando durante el paso de la calima se producen precipitaciones, estas dan lugar a la conocida lluvia de barro. Provocando que la arena y el polvo acaben, entre otros muchos sitios, depositados en tu piscina y jardín.

Limpiar la piscina después de la calima

Ahora que ya ha pasado, llega el momento de ponerse manos a la obra y dejar nuestra piscina como si nada hubiera ocurrido.

Quizás lo más fácil y rápido sea vaciar por completo nuestra piscina y volverla a llenar, pero no es lo más económico, por el coste que conlleva volver a llenarla, ni ético, teniendo en cuenta que la situación hidrológica es preocupante y no debemos desperdiciar recursos.

Vamos a recuperar la calidad del agua de nuestra piscina evitando vaciar la misma.

Proceso para limpiar el agua de la piscina tras la calima

Para recuperar el aspecto que tenía el agua de nuestra piscina antes del paso del fenómeno de la calima hemos de llevar a cabo una serie de sencillos pasos:

Como preliminar comenzaremos por retirar las hojas, y otros posibles restos de suciedad que arrastrados por la borrasca hayan quedado depositados en la superficie del agua, haciendo uso de un recogehojas.

Aconsejable limpiar también el prefiltro de la bomba, y los cestos de nuestros Skimmer, de las posibles hojas y otros restos que se hayan podido acumular durante el fenómeno de la calima, para un funcionamiento posterior correcto de todo el circuito.

1.- Parar la depuradora y aumentar nivel de cloro

Al tratarse de una gran cantidad de polvo de aspecto arcilloso mezclada con el agua de nuestra piscina, podemos terminar por dañar el filtro de nuestra bomba de aspiración, y como consecuencia dañar algún otro elemento del sistema de filtración.

Lo primero, por lo tanto, será tener parado nuestro sistema de filtración, eso implica tener un buen nivel de cloro para evitar que el agua se termine poniendo verde.

2.- Añadir floculante para limpiar la piscina de la calima

El siguiente paso será añadir floculante líquido en proporción de 10 ml por cada m² por regla general, por lo que si estamos hablando de una piscina de 7 x 3, o sea, de 21 m², necesitaremos 210 ml de floculante, que en este caso, al ser algo excepcional, aumentaremos un poco dicha proporción.

Transcurridas 24 horas, el floculante habrá hecho efecto, lo cual notaremos porque el agua se ha vuelto transparente y todo el polvo en suspensión se ha depositado en el fondo de nuestra piscina en forma de pequeños grumos. Ahora será en momento de pasar a poner en funcionamiento nuestro sistema de filtración.

3.- Conectar limpia fondos

Limpiar piscina con limpiafondos manual

Llegado este momento, conectaremos nuestro limpiafondos manual a la toma del limpiafondos para aspirar los restos lentamente, poniendo en marcha nuestro filtro, pero no de la forma habitual, sino que la válvula selectora la pondremos en modo vaciado (waste), lo que implicará que la arena irá al desagüe exterior, sin pasar por nuestro filtro.

Consejo: En estos casos no es aconsejable usar robot limpiafondos, ya que van a volver a remover el polvo y enturbiar de nuevo el agua de la piscina.

4.- Poner en marcha la depuradora de la piscina

Una vez eliminada la mayoría de los restos de la calima, volveremos a colocar la válvula selectora de nuestra depuradora en modo filtración y mantendremos el agua de nuestra piscina filtrando durante al menos 24 horas, hasta que veamos que la piscina ha recuperado el aspecto que tenía antes del paso de la calima.

5.- Recuperar el nivel de agua de la piscina

Para finalizar solo nos quedará añadir el agua que hemos perdido durante la limpieza hasta alcanzar el nivel deseado, comprobar los niveles de pH y cloro, y volver a disfrutar de un relajante baño como si nada hubiera ocurrido.

Limpiar la piscina después del paso de la calima

Pasado el momento inicial de agobio, y habiendo seguido estos sencillos consejos, este será el aspecto con el que volverá a lucir nuestra piscina. ¡Ya estamos preparados para afrontar la siguiente calima!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.